La secretaría de Desarrollo Organizacional, a cargo de Celina Caro, coordinó con los directivos de la escuela de Educación Técnica Ingeniero Maury el aporte del material por parte del Ministerio de Salud y la fabricación de los instrumentos que realizaron de forma gratuita miembros de la comunidad educativa. El proceso de fabricación se llevó a cabo en los talleres de la institución.

Profesores, alumnos, exalumnos donaron su tiempo, esfuerzo y el conocimiento técnico para emprender la tarea solidaria. Los portasueros, incluidos necesariamente durante el proceso de la enfermedad Covid-19, fueron fabricados con metal y están destinados a acompañar las camas del centro de recuperación de Limache y el hospital Papa Francisco. En una primera etapa, el equipo solidario entregó 50 portasueros y luego otros 140.

El emprendimiento solidario se concretó gracias al trabajo de Franco, Luis y Ezequiel Huaranca, Alex Llanos, Enzo Tejerina, Sergio Soriano y Franco Garzón, alumnos y ex alumnos de la escuela, con la colaboración y supervisión de los profesores Segundo Villarroel, Enrique Cruz, Gerardo Tolaba y Nicolás Flores.

Desde la cartera sanitaria se agradeció la entrega al director del establecimiento, Rafael Sángari, la vicedirectora, Marcela Ríos, profesores y alumnos. Explicó el importante aporte que significa la fabricación de los portasueros para los recursos y estructuras sanitarias requeridas para hacer frente a la pandemia de Covid-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here