Tras los cacerolazos de ayer el gobernador Gustavo Sáenz estableció que los funcionarios públicos deberán realizar un aporte obligatoria para luchar contra el coronavirus. La medida encabezada por el mandatario salteño, tiene como finalidad fortalecer el sistema de salud con recursos que financiarán en Salta la lucha contra la pandemia.

Así los Ministros, tiene que hacer un aporte de dos cuotas de $25.000; los Secretarios y Subsecretarios, dos cuotas de $15.000; el Personal de Apoyo de Niveles 1 y 2, dos cuotas de $15.000; y por último los de nivel 3, dos cuotas de $10.000.

“Se fijó un monto, pero algunos aportaron el 80% y otros la totalidad” aseguró Sáenz a Radio Aries a la vez que informó que el Poder Legislativo y el Poder Judicial también están colaborando. “Los montos van a ir a un fondo específico controlado por la oposición; no queremos que pase nada que no corresponda, y sí que vaya donde realmente se necesita para todo lo que haga falta” garantizó el gobernador.

El gobernador también invitó a los funcionarios de menor jerarquía y a personal de apoyo de los niveles restantes a brindar su apoyo al Fondo Solidario. El gobernador Gustavo Sáenz fue quien encabezó esta iniciativa donando el 100% de su salario a esta lucha en la cual “la solidaridad y el aislamiento son fundamentales”, aseguró el mandatario provincial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here