La ruta nacional 51 y la ruta provincial 36 que une Campo Quijano con Rosario de Lerma, fueron el escenario para recordar a víctimas que perdieron la vida en siniestros viales. El denominador común de ambas: personas alcoholizadas al volante.

En primer lugar se hizo el remarcado de cuatro estrellas por el trágico hecho que ocurrió un 19 de enero de 2014, en el camping de Campo Quijano. Ese día Omar Barrientos bajo efectos del alcohol, derribó un cerco olímpico e ingresó al predio. Por el impacto, en ese instante fallecieron los hermanos Ana Belén y Juan Cruz Jurado. Días después fallecieron Rodrigo Tapia, amigo de los hermanos; y Mario Liendro acompañante de Barrientos.

Alfredo y Liliana, padres de Belén y Juan Jurado | Foto: Voces del Valle

El homenaje contó con la participación de los miembros de PAVICEI, y Juan Carlos Sauma Director provincial de seguridad vial. También estuvo el Secretario de Justicia de la Provincia García Castiella. “Se avanzó mucho en cuanto a la prevención de accidentes viales, el año pasado hemos tenido 54 víctimas menos respecto al 2018” explicó Raúl Padovani, presidente de PAVICEI a Voces del Valle.

“Es una jornada muy triste para nosotros y para nuestra familia” dijo Alfredo Jurado papá de los hermanos que fallecieron en el lugar; y agregó que “ahora estamos intentando generar un poco de conciencia vial con el repintando de la estrella sobretodo en los conductores”.

Más homenajes

Una hora antes del mediodía pero sobre ruta 36 a la altura del km 3, se llevaba adelante la pintada de dos estrellas para recordar a Iván Bautista y de Javier Acoria. Los dos jóvenes perdieron la vida el 21 de junio del año pasado cuando Walter Girón oriundo de Rosario de Lerma impactó de frente la motocicleta en la que iban abordo, acabando con la vida de Bautista en el acto.

Acoria tuvo que ser trasladado en código rojo debido a diferentes politraumatismos y fracturas en varias partes del cuerpo. Luego de cuatro días de permanecer internado en estado grave y con asistencia mecánica para respirar, el joven falleció. Por otra parte Girón, el conductor del remis, sólo sufrió golpes en la cabeza y fue derivado al hospital San Bernardo.

En este caso la pintada se llevó en conjunto con las familias de las víctimas y el grupo Estrellas Amarillas Salta y Familiares contra la Impunidad de Salta. “A nosotros no nos tiembla el pulso para reclamar a los legisladores nacionales un gran debate que nos debemos como sociedad: queremos que se debata el homicidio simple en los accidentes viales” explicó Raúl Córdoba miembro de Familiares contra la Impunidad durante su oratoria.

Foto gentileza Noemi Arjona

El alcohol al volante la causa 

En ambos casos la ingesta de alcohol de los conductores de los vehículos fue la causa común de los siniestros viales que terminaron con la vida de las seis víctimas. Omar Barrientos autor de la tragedia del Camping de Quijano manejaba su vehículo en estado de euforia y  excitación como lo expresó el perito del CIF producto del 1,36 según el test alcoholemia. Este caso el juicio sentó un precedente muy importante al confirmar la condena de Omar Barrientos por homicidio simple con dolo eventual, constituyendo el primer caso en la provincia en el marco de un siniestro vial.

También podes leer: El conductor del trágico accidente de la ruta 36 tenía 1.95 de alcohol en sangre

Por otro lado Walter Girón manejaba un remis y se dirigía a la ciudad de Rosario de Lerma con pasajeros abordo. Según la policía el conductor del fiat rojo poseía 1.95 grs de alcohol en la sangre. En este caso la fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ana Inés Salinas Odorisio, lo imputó por el delito de homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo a motor calificado por conducir con un nivel de alcoholemia. Su situación su situación se agravó tras el fallecimiento de Javier Acoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here