Página 12 Salta

Cerca de 50 familias de comunidades originarias quedaron afectadas tras las tormentas del sábado y domingo en la Quebrada del Toro. Así lo informaron los referentes del Consejo del Pueblo Tastil quienes además sostuvieron que de ese total quedaron unas 20 familias aisladas. La causa principal es la afectación de los caminos que sólo pudieron recorrerse en un primer relevamiento con camionetas de doble tracción.

La situación generó que un comité de funcionarios municipales de Campo Quijano y referentes de la comunidad fueran al lugar el primero de enero.

“Se brindó asistencia a 71 personas, de 10 familias en 8 parajes. La ayuda consistió en 33 bidones de 5 litros de agua mineral, 50 metros de plástico, y unos 20 kilogramos de víveres varios”, dice el informe que presentaron los funcionarios al intendente quijaneño, Carlos Folloni.

El mandatario comunal adelantó a Salta 12 que el sábado volverán al lugar. La gestión de urgencia es de plásticos para poder proteger las viviendas, dado que la mayoría cuenta con techos de adobe que podrían sufrir algún percance.

Desde el Consejo Tastil sostuvieron que la mayor preocupación es la del agua. Si bien las familias cuentan con pozos, con la crecida del río el agua termina contaminada con los sedimentos de arrastre del cauce.

La instransitabilidad de los caminos marca un obstáculo mayor. Según las referencias que tuvieron en el Consejo del Pueblo Tastil, un hombre que iba en moto logró salvarse del arrastre de las aguas aunque el vehículo no. “Hay un camino en el que se abrió una cárcava terrible”, dijeron a este medio.

Los informes

El informe de los referentes del Pueblo Tastil indica que “la situación de la ruta que une desde Las Cuevas hasta el Toro se encuentra con varios lugares de su trayecto con desprendimientos de material y cárcavas que obstaculizan el paso de vehículos pequeños. Hoy solo apto para el tránsito de vehículos de doble tracción”. Esto, sostuvieron, provoca la falta de abastecimiento de víveres a los pobladores.

El trayecto que va desde Toro al Potrero de Chañi está intransitable por existencia de lodo en el camino y ruta borrada tras las lluvias. Los trayectos desde el Potrero de Chañi a Puerta de Rosal y de allí a la Puerta de Tastil se encuentran transitables con precaución por desplazamiento de material.

La evaluación hecha por los funcionarios municipales sostiene que “los accesos por caminos internos hasta la localidad de Finca El Toro son transitables con precaución y en algunos tramos solo para vehículos de tracción 4×4 especialmente en la zona entre Cachinal y Finca El Toro, y el tramo entre Finca El Toro y Potrero de Chañi”.

Se destacó que “especialmente una curva en el camino entre El Rosal y San Bernardo, en donde a raíz del deterioro se torna imposible el tránsito de vehículos largos, ejemplo el ómnibus que recorre la zona”. Además “tres viviendas… presentan daños importantes en sus techos y requieren una estructura de soporte. Si bien se les ha brindado plásticos, no es una solución definitiva, simplemente temporaria, y se estima que no podrían soportar un próximo temporal”.

Planificar respuestas

El informe firmado por el técnico en Prevención y Atención de Desastres Martín Padilla, y presentado a Folloni, manifiesta que “es necesaria la implementación de una política de gestión de riesgos en la Quebrada, que contemple la identificación de peligros por parte de la comunidad, la preparación para estas situaciones y la capacitación y organización de sus miembros, dada la posibilidad real de un aislamiento mayor y duradero a futuro”.

En otro párrafo agrega que “se debe capacitar en materias esenciales como planificación, alerta temprana, albergues, purificación de agua y comunicaciones. Los equipos de comunicaciones que se encuentran en la Quebrada deben ser acondicionados y puestos en funcionamiento para integrarlos a una red efectiva de comunicación con la inclusión de otras estaciones como radioaficionados, así como la preparación, capacitación y entrenamiento en su uso a los miembros de las comunidades”.

Folloni agregó que gestiona ante la provincia el encauzamiento del Río Toro desde El Alisal pasando por los barrios San Jorge y San Roque. El encauzamiento se realiza una vez al año. El lunes tiene prevista una reunión con funcionarios del gobierno provincial para responder a este pedido. El sábado, en tanto, la comisión volverá a la zona afectada en donde continuaban las lluvias.

Respecto de las comunicaciones, los referentes del Pueblo Tastil informaron que previo al cambio de gestión municipal (antes a cargo de Manuel Cornejo), agentes municipales quitaron los tres equipos de comunicación de radio que se mantenían en zonas críticas. Esto complica la posibilidad de hacer los avisos de emergencia en caso de aislamiento. Al ser consultado, Folloni aseguró que se volverán a acondicionar los equipos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here