Para el inicio de la estación más linda del año se descartan altas temperaturas y una baja probabilidad de lluvias.

Luego de días calurosos y húmedos, anoche llegó el alivio tan esperado luego de la intensa tormenta que se desató este viernes con caída de granizo en distintos puntos de la provincia.

El meteorólogo Ignacio Nieva, indicó que para este sábado, con la llegada en el calendario del verano, la temperatura máxima sería de entre 25 y 26 y el domingo entre 22 y 23 grados.

A partir del lunes volvería a ascender la temperatura alcanzando los 28 grados, el martes y miércoles llegaría a los 30° y se mantendría en esas condiciones  hasta el próximo fin de semana.

En cuanto a las mínimas, durante el fin de semana estará entre los 15 a 18 grados por lo que las noches serán pesadas. La humedad relativa rondará entre los 40 a 60 por ciento.

Desde el domingo las probabilidades de precipitaciones son bajas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here