El grupo “El Portal de Belén” de Campo Quijano, construyó un pesebre de dimensiones reales en el barrio San Jorge. La actividad se enmarca dentro del la XXV edición del pesebre viviente que organizan con los vecinos a los pies de los cerros en el Portal de los Andes.

En un principio la estructura se iba a levantar el año pasado, pero por cuestiones económicas y de tiempo no se concretó sino hasta ahora. “Este años no quisimos que pasara por alto y venimos trabajando desde el mes de octubre con el diseño y la estructura” contó Gabriel Bautista del Grupo El portal de Belén.
Con esta actividad se pretende recuperar la tradición de los pesebres e impulsar a los chicos a revalorizar estás prácticas en tiempos de navidad.
“Esto es importante para recuperar este espacio y tratar de volver a instaurar esas costumbres del pueblo y sobretodo para realzar la imagen del barrio” dijo Bautista.

El pesebre fue montado a un costado de las vías del ferrocarril Belgrano y cuenta con los personajes en tamaño real de María, José, el niño Jesús, las ovejas y un burro. Los dos primeras miden cerca de 1,70 mt y están realizados con una estructura de alambre y recubiertos con elementos reciclables para darle forma a los cuerpos. Los detalles del rostro fueron diseñados por Nahuel Estopiñán, un vecino del barrio que utilizó la técnica de cartapesta y de yeso para cada rasgo de la cara como los ojos y la boca. Por último los animales se construyeron con botellas y se pintaron con aerosol.

Por último, los integrantes del grupo tardaron cuatro días para el montado final del pesebre. Mientras que las imágenes tardaron en construirse tres semanas. La apertura oficial se hizo el sábado por la noche y está disponible para su visita durante todo el día.

Así fue la inauguración del “pesebre” en Quijano:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here