La abogada Alicia Alias fue despedida por la comuna y aparece en la lista de 45 personas con dedicación dudosa dentro de la Municipalidad de Rosario de Lerma. Ahora exige que se haga pública la nómina de «ñoquis» que fueron echados por la intendenta interina Sara Gerez.

La letrada justifica su trabajo desde hace meses y su despido es injustificado y hasta problemático para los vecinos, puesto que ella era la única mediadora del Centro Comunitario de acceso gratuito para la población. Contó a El Tribuno que ganaba 12 mil pesos y sostuvo con una frase polémica adónde existen más ñoquis: “Vayan y averiguen, en el Concejo Deliberante, de 35 personas del personal contratado trabajan solo 5″

La polémica se desató el viernes cuando la intendenta Gerez, dejó sin efecto los contratos de una cantidad importante de ñoquis que trabajaban en la comuna. Algunos de ellos debieron ser notificados vía Whatsapp porque ni siquiera tenían sus domicilios legales en Rosario de Lerma.

«Yo vivo en esta ciudad y desempeño mi cargo de mediadora desde febrero. Me informaron por nota firmada por una jefa de personal de la finalización de mi contrato. No tenía la firma de la intendenta interina. No soy ñoqui. Ensuciaron mi nombre. Ahora exijo esa lista, que debe ser pública. Es arbitrario dejar sin efecto un contrato de alguien que está en el Centro de Mediación Comunitaria. Yo trabajaba dignamente. No se pude meter a todos en la misma bolsa sucia», dijo molesta la abogada Alias.

Detalló que apenas le pagaban 12 mil pesos y que le corresponde el pago de aguinaldo y vacaciones. «Si Gerez no aclara sus términos le iniciaré acciones legales. Por otro lado, es un error dejar a numerosos vecinos sin mediador. Es no conocer la realidad de los habitantes de esta ciudad. Por estadísticas, en esta época y hasta marzo inclusive es cuando surgen más conflictos».

Alias fue más lejos es sus conceptos: «Hasta nos llegan reclamos de usuarios, porque la Defensoría del Pueblo habilitada por Gerez cuando estaba en el Concejo nunca funcionó. Al Concejo deberían llegar los medios y preguntarle a la intendenta por qué de 35 contratados solo trabajan 5”.

“Me molesta que me tachen de ñoqui. Puedo demostrar lo contrario con testigos, vecinos y el libro de asistencia. Si consideraron seguir con los contratos de 100 personas porque eran útiles, un mediador es sumamente importante. Si dicen que todo es claro, entonces que muestren la lista y den motivos”, dijo Alias.

La actual jefa comunal interina, Sara Geréz, renovó a 100 trabajadores contratados, mientras que 45 quedaron sin efecto. De este lote alrededor de 25 eran ñoquis. “Hay gente que no podía seguir porque en las áreas administrativas el intendente electo, Enrique Martínez, ya puso gente para trabajar. Es decir que algunos contratados no tenía sentido que siguieran», dijo en su momento Gerez.

La abogada ahora reclama aguinaldo, vacaciones y por una rescisión laboral ilegal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here