Chau Manuel

0
186

Por Juan de la Calle

Años de abandono, incompetencia y postergación parecen haber llegado a su fin. No alcanzó con perseguir al que finalmente resultó ganador suspendiéndole eventos, impedirle vender pan (y después armar una burda operación de desprestigio con eso), o con repartir plata bajo el rayo del sol, dar terrenos, besar a todo el mundo en la frente, hacer en un mes lo que no hiciste en cuatro o intentar nacionalizar la elección para pegarle al espacio ganador. El cambio es irreversible. (No te gastes en volver a hacer caridad con el bolsillo ajeno, es inútil)

Finalmente aprendimos a recibir y después votar con conciencia, aprendimos que el presente y el futuro del pueblo es más importante que 500 pesos, una chapa o un terreno, que tu dignidad (como dijimos el viernes) debe prevalecer a la dádiva.

El cambio parece haber llegado, ya no hay nada que puedas hacer. Ni aliándote con el resto de candidatos a intendente. Ni con el ahora candidato a diputado y actual presidente del concejo (además, si lo hacés, probarías que una radio a la que ese candidato tilda de mentirosa y a la que no quiso darle una entrevista el domingo tenía razón y decía la verdad.)

Esto no es 2015, cuando saliste segundo con cinco o cuatro puntos abajo del primero en las paso y para remontar entregaste en plena veda electoral terrenos junto con el actual legislador que hoy se muestra como opositor. Esta vez, la gente maduró, y la prueba de eso es que quizá el único “sobreviviente” de tu administración sea René Rivera, o que la incoherencia de alguien que se pasó años despotricando contra vos y ahora es tu candidato a diputado haya sido castigada.

Falta un último escalón, que es reconfirmar lo que hicimos el domingo y empezar a imaginar el futuro que la desidia y la ineficiencia de todo este tiempo nos impidió tener, aunque a algunos, por más “me divierte” o “me enoja” o memes con serios errores ortográficos que pongan en las redes sociales les moleste.

Enestos meses que te quedan, Manuel, hacé lo posible para irte con dignidad.

Hasta la próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here