El juego fue el primero dirigido por Gatti en la nueva temporada, que si bien tuvo algunos lanzamientos cortos entre otras acciones propias de pretemporada, fue sin dudas de ensueños. De principio a fin, Salta tuvo prácticamente el control del partido.

De un elevado goleo, los primeros 10 minutos en el Ángel Sandrin, Estadio de Instituto de Córdoba, fueron para alquilar balcones. Rotación del balón, buen desarrollo de los sistemas ofensivos eran algunas de las pautas que comenzaba a exteriorizar el representante norteño que en las tablas cordobesas. El capítulo cerró por la mínima diferencia a favor de Salta.

En la segunda parte el calamar saltó al rectángulo dispuesto a tirar la chapa de campeón de la última Liga Argentina, y flamante ascendido a la máxima lo que le dio la posibilidad de jugar por el pasaje a la Sudamericana, para terminar quedándose con el cuarto por un simple, 23-22. La historia quedó igualdad en 48 y llegó el descanso largo.

En el penúltimo episodio de la noche Los Infernales también demostraron ser los campeones del Súper 4 en la pasada temporada, título que le valió la chance de jugar este partido. En ese lapso fue todo del equipo salteño: lanzamientos efectivos, transiciones ofensivas y defensivas casi a la perfección y un costado defensivo con la garra y el corazón que solo Los Infernales saben poner. Fue 22-12 para los salteños que de esa forma empezaban a marcar uno de los caminos más importantes en la historia del básquet salteño.

Con una buena diferencia de 10 puntos comenzó el último capítulo en el Sandrin. En Salta siguió la rotación con lo cual se destacó el funcionamiento colectivo por sobre el individual. Más allá que hubo performances de alto vuelo como la del salteño Emilio Sutkcy, el escolta Mateo Bolivar, los bases Bazani (U23) y el juvenil Nahuel Buchaillot, el Pitu Schoppler, el capitán Santiago González y la actuación del norteamericano Tyrone O´Garro, con dos volcadones de antología.

Platense intentó la reacción pero no le alcanzó, pobres en efectividad y sin ideas ofensivas no les quedó otra que resignarse ante el nuevo campeón de la Súper Copa. Los Infernales lograron otro hito para el deporte salteño, obtuvieron el segundo título en su corta historia de vida tras el título del Súper 4 en el cuadrangular disputado en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, y ahora la nueva corona.

“Es una alegría muy grande poder clasificar para Salta es algo histórico, quiero agradecer a todo el equipo de la temporada pasada que nos trajo hasta acá, a todos los jugadores y el cuerpo técnico. Y también a este nuevo grupo, a Esteban (DT), que la verdad armamos un equipo en un cortísimo tiempo que generó una identidad rápida y supo cómo hacer para ganarle a un equipo que jugará en la primera división de nuestro básquet”, apuntó un emocionado Luis Lenti, presidente de Salta Basket.

“Ahora nosotros vamos a ver la forma de conseguir los recursos para afrontar este nuevo desafío, algo hermoso para nosotros, el partido más importante en la historia de Salta que lo pudimos ganar”, agregó el dirigente salteño. Los Infernales se traen la Súper Copa desde Córdoba para seguir festejando en el norte argentino junto a su gente.

Con la clasificación en el bolsillo el elenco salteño es el último pasajero que se incorporará al Grupo D de la Liga Sudamericana, zona que tendrá como sede la ciudad colombiana de San Andrés, y estará integrada también por Botafogo (Bra) – BB de San Andrés (Col) y Nacional (Uru). Este grupo competirá el 22, 23 y 24 de octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here