El famoso arquitecto tucumano César Pelli, autor de obras de reconocidas en todo el mundo, falleció hoy, a los 92 años. La información fue confirmada a LA GACETA por Aníbal Bellomío, arquitecto tucumano que integra el staff del estudio Pelli Clarke Pelli, con sede central en Connecticut, Estados Unidos.

El Gobernador de Tucumán, Juan Manzur, fue el primer funcionario en expresar sus condolencias en Twitter. “Con mucho pesar recibimos la triste noticia del fallecimiento del gran Arquitecto César Pelli. Quiero hacer llegar mis condolencias a toda su familia, sus amigos y a su equipo de trabajo”, fueron sus palabras.

Su primer obra en Campo Quijano

El “Tato”, como lo llaman en su entorno familiar realizó su primer trabajo en Campo Quijano, en 1949, a poco de haberse recibido en la Universidad Nacional de Tucumán. Se trata de una casa que diseñó para sus suegros, el filósofo español Clemente Hernando Balmori y la escritora Dorothy Ling de Hernando.

“Para mis padres fue un hallazgo maravilloso, a tal punto que deciden comprar un terreno. Y “Tato”, recién casado con mi hermana Diana y recién recibido como arquitecto, les dijo a mis padres: ‘A esta casa se la diseño yo’. Y así fue”, contó Amaranto Hernando Ling, cuñado del famoso arquitecto, en 2007, poco antes de su muerte. “Para la época era avanzada porque hoy se utilizan como los loft.

La casa en Campo Quijano diseñada por Pelli. Foto Clarín

La casa es un rectángulo de 10 por 8, con un techo a doble agua, y por dentro las separaciones de los dormitorios de los otros ambientes tenía paredes bajas de unos dos metros, que no llegaban al techo”, describió.

Pero a las dos familias la felicidad les duró poco. No bien terminada la casa, Pelli ganó una beca en EE.UU. Viajó con Diana y se quedó allá, aunque siempre volvieron a visitar Campo Quijano. “Hasta que mis padres, en 1958, vendieron la casa”, recordó Amaranto.

En EE.UU. muy pronto Pelli mostró su talento. Así, creó las Torres Petronas, las gemelas de 88 pisos y 452 metros de altura inauguradas en 1998 en Kuala Lumpur. En 2003, el edificio Taipei 101, en Taiwán, de 508 metros de altura y 101 pisos.

La casa de Campo Quijano sufrió varias modificaciones desde entonces y pasó por varios propietarios. Pero fue declarada Patrimonio Municipal , según confirmó el intendente Manuel Cornejo. Y es un orgullo para el pueblo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here