Su principal benefactor renunció molesto por la injerencia del sacerdote a cargo.

Jean Pierre Bourin hizo público que no seguirá apoyando económicamente al colegio de El Alfarcito, porque considera que se “desnaturalizó” por completo el proyecto original que tenía con el Padre Chifri.

El francés ya había denunciado en varias oportunidades que la institución educativa se estaba convirtiendo en un centro eclesiástico.

En octubre trató de hablarlo con el Obispo de Salta. Presentó en esa ocasión las quejas por el accionar del sacerdote Walter Medina. Bourin dijo que Medina nunca tuvo la intención de continuar con el legado de Chifri y que además se apoderó del parador de comidas de “El Alfarcito” y del parador turístico de “El Rosal”.

“Esperé y tomé el tiempo confiando en que sucedería algún cambio. Pero a pesar de una visita del Arzobispo y de una auditoria, no hubo ningún cambio”, escribió el benefactor francés en una carta abierta.

Y añadió: “Frente a esta situación, prefiero simplemente olvidarme del colegio de Alfarcito y dedicar mi tiempo, dinero y energía a otros proyectos. Hay tanto para hacer por el mundo”.

Bourín incluso criticó al grupo católico que ahora maneja el lugar.

“Este grupo desea simplemente tener el poder y el control de lo que puede, con abuso de autoridad, en lugar de promover el espiritualismo como Cristo lo desea”, concluyó.

Por otra parte, dijo que desea resaltar el acoso laboral y la presión que sufrió la Señorita Paula Zapata de parte del Walter Medina, desde su degradación como Directora del Colegio a simple Directora pedagógica, el maltrato recibido y comentarios inaceptables, (lo que puede atestiguar el personal del colegio) que, además, lo torna totalmente descalificable tratándose de una mujer.

Esto sería impensado y jamás hubiera sucedido en Europa, ni en América del Norte, ni en la Argentina de hoy, que una educadora sumamente calificada para el cargo sea denigrada y hostigada, menos aún por parte de un sacerdote, quien constantemente se justifica en todas sus decisiones en el nombre del Arzobispado de Salta.

La gaceta

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here