Un dibujo elegido por el Gobierno para ilustrar el sistema impositivo sintetiza la visión de la Administración PRO: una mayoría pasiva de tez morocha sostenida por unos pocos rubios activos vestidos de CEO. Los criticaron por la discriminación y por la falacia económica.

Imagen: Perfil

Una multitud de personas de tez morocha y pelo negro son sostenidas por un puñado de oficinistas blancos de pelo rubio. La imagen aparece incluida en un documento del Ministerio de Producción que ayer se filtró en las redes sociales y es utilizada para demostrar que supuestamente el 20 por ciento de la población, rubia, blanca y trajeada, mantiene al 80 por ciento restante, morocha y vestida modestamente, a través de sus impuestos. Más allá del evidente tinte racista del dibujo, que generó revuelo en las redes sociales, los especialistas consultados por PáginaI12 advierten que es totalmente falaz que el 20 por ciento de los contribuyentes sostengan al 80 por ciento restante. Para demostrarlo remarcan que la estructura tributaria es regresiva, lo cual implica que la multitud que consume está proporcionalmente más afectada por los impuestos que las minorías de más alto ingreso. Fuentes oficiales se limitaron a aclarar que el dibujo lo tomaron de Internet, que se trata de una presentación interna y que lo importante son los datos de recaudación que la acompañan y las propuestas del Gobierno.

Ayer se filtró un documento interno del Ministerio de la Producción titulado “Leyes para la Transformación Productiva”. A lo largo de sus 38 páginas desarrolla los cinco ejes que el Gobierno considera necesarios para impulsar a las empresas argentinas, cuya mayoría se encuentra sumergida en una crisis que se traduce en recorte de horas, suspensiones, despidos, cierres, concursos de acreedores y procesos de quiebra. Entre los puntos salientes del documento está la propuesta de un nuevo marco tributario para las pymes y cambios en la legislación laboral. 

En la séptima filmina aparece la imagen que se viralizó, para ilustrar que “el 20 por ciento de los contribuyentes aportan el 99,4 por ciento de la recaudación”. “Al margen de la imagen, son números inconsistentes. El cuadro divide a la sociedad en un 30 por ciento de informalidad, 10 por ciento de monotributo social, 40 por ciento de monotributo tradicional y un 20 por ciento del régimen general. Este último segmento explicaría la totalidad de la recaudación del impuesto a las Ganancias y del sistema previsional. Pero se excluye a los trabajadores formales, o se los incluye implícitamente entre los autónomos, como si Ganancias y los aportes personales los pagaran los empresarios y no los asalariados”, explicó a este diario Juan Balasini, economista del ITE de la Fundación Germán Abdala. Además, el cuadro sólo incluye el impuesto a las Ganancias y del sistema previsional y excluye al IVA, que es el principal impuestos, entre otros.

“El análisis más obvio y destacado es la estigmatización de una masa de personas sin rostro, con actitud desafiante, morocha y modestamente vestida sostenida por una minoría rubia, trajeada que hace esfuerzos para bancar al resto. Esa discriminación elemental propicia una particular mirada de la sociedad donde los rubios se esfuerzan y los morochos se enojan. Pero además cabe destacar la sesgada construcción de los datos, cuando si se incluyeran como corresponde a los trabajadores formales del sector público y privado más la cuota de aportes que realizan las empresas esa cifra se extendería al 70 por ciento”, explicó a PáginaI12 Ana Castellani, socióloga e investigadora del Conicet. Castellani agrega que “la imagen naturaliza que la informalidad es una elección del trabajador, cuando en la inmensa mayoría de los casos es producto de la informalidad del empleador”.

Las reacciones no se hicieron esperar en las redes sociales.

Desde la cartera que dirige Danta Sica indicaron que “es una presentación interna que tiene una imagen de archivo que refleja que el 99 por ciento de la recaudación lo sostiene el 20 por ciento de los contribuyentes. Es una imagen de internet. Lo importante son los datos y las reformas que tenemos que hacer para que más gente pueda ingresar al sistema”.

Para Maximiliano Uller delegado general de ATE Ministerio de Producción, “la imagen muestra cómo funciona en el inconsciente del gabinete de Cambiemos la mirada clasista y discriminatoria. Pero además no se sostiene de ninguna manera que el 20 por ciento de los contribuyentes mantiene  al resto. Hemos repudiado el contenido de ese trabajo”. Santiago Fraschina, director de la carrera de Economía de la Universidad de Avellaneda, consideró que “más allá de la cuestión racista la imagen es falsa porque la Argentina tiene un sistema tributario basado en la recaudación del IVA, lo cual implica que al Estado lo terminan financiando más las clases bajas”.

Eva Sacco, economista del CEPA, indicó que “el dibujito es también profundamente machista. De los 7 ‘sostenedores’ sólo dos son mujeres y los ‘sostenidos’ son en su mayoría mujeres y niños. Efectivamente, las mujeres tienen una menor tasa de actividad que los varones, y las mujeres trabajadores lo hacen en promedio 14 horas semanales menos que los varones. Ahora bien, esta menor dedicación al mercado laboral se encuentra más que compensada por la desigual distribución del trabajo reproductivo al interior del hogar. En promedio, las mujeres dedicamos 46 horas semanales y los varones solo 17,5 horas a tareas de cuidados, trabajo que realizamos las mujeres sin ningún tipo de remuneración”.

Página|12

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here