Cansada de que no la atiendan decidió tomar la medida junto a otras mujeres.

Un grupo de mujeres pasó la noche en las puertas del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) para reclamar que las autoridades del organismo las atiendan. Entre las mujeres que reclamaban se encontraba una vecina de la localidad de Cerrillos.

La mujer cerrillana vive con sus tres hijos y su esposo, en una casa prestada por temporada, en la finca Los Pinos. “El patronal nos presta por temporada la casa y en dos semanas se nos acaba la casa” sostuvo la mujer al sitio DNI.

Una de las opciones que tiene es pagar el alquiler de una vivienda que según la mujer, cuesta alrededor de siete mil pesos mensuales. “Tenemos que salir a alquilar o ir vivir amontonados en la casa de mis papas” comentó.

La vecina de Cerrillos afirmó que todos los días va al IPV, le dicen que espere, pero nunca la atienden. “Es una impotencia ver como salen los funcionarios por la puerta y que nos vean y nos traten como si fuéramos perros” sentenció indignada la mujer.

En medio de lágrimas la mujer hizo un pedido al gobernador Juan Manuel Urtubey. “Le pido que se ponga la mano en el corazón. El se postula para presidente pero no ve la situación que tenemos acá” dijo la mujer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here