El playón de Barrio San Jorge se encuentra en malas condiciones pero con la voluntad de sus vecinos lo transformarán en un espacio verde para todos.

Antes y después de la plaza| Fotos: facebook Liliana García

Una vecina del barrio San Jorge en Campo Quijano, junto a otras mamás tomaron la iniciática de acondicionar el único espacio verde con el que cuentan. En el lugar las malezas se apoderaron de la única superficie de cemento que funciona como un “playón deportivo”, no tienen luz ni juegos para los chicos.

La iniciativa comenzó en las redes sociales por Liliana García, una vecina, pero nadie respondió a su pedido, ni siquiera sus propios vecinos. “Publicamos la convocatoria y no fue nadie, uno siente bajón pero esto lo comencé yo y el que se quiera prender en buen hora es bienvenido” sostuvo.

Estos días se sumaron una mamá y un vecino con su hijo que viven cerca del playón; y ayer comenzaron con la ardua tarea de cortar el pasto y alzar la basura que encontraron alrededor. Todavía son pocos, pero pudieron avanzar con la limpieza de un sector, pero cuando intentaron quitar unas malezas de gran porte se asustaron con dos víboras que salieron entre los yuyos.

Liliana decidió no arriesgarse y se acercó a la municipalidad para pedir un poco de ayuda. Allí le prometieron que le enviarían un camión para levantar los escombros que mismo vecinos arrojan en lugar.

“Estuve en contacto con la municipalidad y nos dijeron que contaba con ellos” sostuvo García. “Nos prometieron que nos iban a mandar máquinas y el camión para que se recolecte todo” agregó.

Una iniciativa por los niños

Lamentablemente el barrio cuenta con ese único espacio verde para la recreación de los niños. Hace cinco años había juegos infantiles pero los rompieron y no los volvieron a instalar más.

“Esto comenzó porque yo tengo hijos y siempre quiero salir, y las veces que los llevo no había nada en la plaza” sostuvo Liliana García; y agrega que: “era un riesgo para ellos porque con estos calores empiezan a parecer un montón de cosas y con tanta basura pueden aparecer bichos”.

Los trabajos de reforestación también la llevan adelante los vecinos con la donación de diez árboles que ya plantaron alrededor del playón. “Cada niño se hizo dueño de su arbolito y tiene la tarea de regarlo a la mañana y a la tarde” contó.

Una batucada a oscuras

Por las altas temperaturas y la falta de árboles en la plaza los vecinos prefieren que los chicos salgan cuando cae la tarde noche. Pero el problema es que solo cuentan con una sola luminaria en el lugar.

Desde la municipalidad también se comprometieron a mejorarles la iluminación. “Nos dijeron que contábamos con las luminarias porque tampoco tenemos luces” sostuvo la vecina y agregó que la batucada del barrio tiene que ensayar en “plena oscuridad”. 

A pesar del arduo trabajo que lleva adelante la vecina no decaen sus ganas de convertir ese espacio abandonado en una plaza con elementos reciclables. “Esto recién empieza de aquí a un mes quiero tener la plaza levantada para que sea un plazoleta como todos los barrios para que los chicos puedan disfrutarla” concluyó.

Los interesados en colaborar pueden comunicarse al 387-4635484

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here